Viajar con Nuestro Perro en Coche I

Compartir articulo:

El transportín: una forma cómoda y segura de viajar con nuestro perro…

Ayer veíamos que la mejor forma de viajar con nuestro perro es en coche, por una serie de circunstancias de las que ya hablamos en el artículo.
Como también vimos en el artículo, no podemos viajar de cualquier manera con nuestro perro en nuestro coche, ya que puede distraer al conductor y puede provocar un accidente. Además, las autoridades de tráfico nos pueden multar, ya que llevar a un animal suelto dentro del coche está tipificado como infracción en el código de circulación.
Entonces, ¿Cómo llevamos a nuestro perro en el coche? Hay varias formas (y dedicaremos un artículo a cada una), pero hoy vamos a hablar de una de mis favoritas, sobre todo si el perro es de tamaño pequeño o mediano: el transportín.
¿Qué es el transportín? Es simplemente una jaula, normalmente de plástico, la cual se abre en dos mitades y tiene una puerta metálica para evitar que nuestro perro se escape. El que se abra en dos mitades facilita su limpieza y que nuestro perro salga, ya que algunos perros son reacios a salir por la puerta.
¿Cuáles son sus ventajas? Nuestro amigo viaja cómodamente instalado en su jaula sin poder distraer al conductor, sujeto, y sin ponerse nervioso, a la vez que nosotros podemos sacarlo y meterlo del coche con comodidad y seguridad, ya que no podrá salir corriendo al abrir la puerta del coche y provocar un accidente o perderse si paramos a descansar en una estación de servicio o nos apartamos en una carretera.
Este método es cómodo para perros de tamaño pequeño y medio, ya que estos tamaños hacen que el manejo del transportín o jaula sea cómodo. Para perros de tamaño mediano, se pueden acoplar ruedas al transportín de manera que éste se puede desplazar a modo de maleta con ruedas mientras nuestro compañero va dentro.
Los más modernos llevan asas para arrastrarlos, compartimentos para llevar correas, la cartilla sanitaria, y en la puerta se pueden acoplar ventiladores a pilas e incluso un bebedero de tipo roedor con bola que evita que el agua se salga. El ventilador y el bebedero nos ayudarán a evitar el temido golpe de calor.
Hasta aquí el viaje en transportín. En la próxima entrada hablaremos del transporte en el maletero, algo que no me gusta demasiado pero que se impone en el caso de razas de gran tamaño.

Aún no hay comentarios, se el primero en decir algo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *