CUIDADOS del PERRO del PERRO (II)

Compartir articulo:

¿Qué pasa si sus reclamos de calor o de asistencia no son atendidos?


Si no encuentran fuente de satisfacción, emiten señales sonoras, que se las conocen como “quejidos de desamparo”.
¿Durante los primeros días, se alimentan exclusivamente con leche materna?
Sería lo ideal. Son muy importantes, en especial, las mamadas que se realizan durante los primeros días porque a través del calostro, que todavía no es la leche propiamente dicha, los cachorros reciben anticuerpos para defenderse de las enfermedades virósicas. 

¿Esto es independiente de que la madre esté correctamente vacunada, o no?
No; una perra con sus vacunas al día pasará a sus cachorros más anticuerpos que otra que las tenga vencidas. Y, esto también es importante porque a esa edad tan temprana ellos no están en condiciones de crear sus propios anticuerpos. 

¿Cuándo hay que suplementar la alimentación maternal? 

Cuando la madre no tiene suficiente leche o las lechigadas son muy numerosas, se puede dar a los cachorros, a partir del día doce o trece, al margen de que sigan mamando, alimentos tipo papilla. En los casos normales se comienza ofreciendo un buen balanceado aproximadamente a los veinte días, que es cuando la cantidad de leche de la perra comienza a disminuir y los cachorros requieren más alimentos. (Es interesante destacar cómo se comportan las perras salvajes. Amamantan a su cachorros durante veinte días y a partir de ese momento, salen ellas a buscarles la comida. Y lo hacen del siguiente modo: consiguen el alimento mediante la caza, lo ingieren y luego, cuando están con sus cachorros lo regurgitan para que ellos puedan de ese modo incorporarlos a su organismo ) 

¿Cómo debe ser la alimentación de la madre en época de lactancia?
Como ese es un período de gran desgaste, conviene proporcionarles alimento balanceado de muy buena calidad (muchas veces, se les da alimentos para cachorros, porque son más ricos en proteínas ), y en toda la cantidad que la perra quiera. A diferencia del momento de la preñez, que es preciso cuidar que no se sobrealimente para evitar que llegue al parto con peso excesivo. Pero, durante la lactancia, la comida debe ser “ad libitum” (sin límites )

Aún no hay comentarios, se el primero en decir algo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *