Picores incontrolables en los PERROS

Compartir articulo:

Los picores en los perros son un síntoma muy inespecífico y cuando vayamos al veterinario, sería de gran ayuda saber dónde tiene las lesiones.


Vamos a comentar las opciones para que podamos aclararnos un poco.
Atopia: Suele ocurrir estacionalmente, aparece y desaparece, siempre coincide con una época del año, generalmente primavera-verano

Alergia alimentaria – hipersensibilidad alimentaria: 

Hay animales que son intolerantes frente a varias o una proteína específica y empiezan a desarrollar picores y diarreas. Generalmente lo más alérgico es el pollo y la ternera. Las dietas de eliminación se basan en fuentes de proteínas que los animales no hayan probado antes como el cordero, el conejo, la patata y el pescado. Particularmente bueno es uno de EUKANUBA que es de pescado y va muy bien en casos de diarrea crónica que no responde a ningún tratamiento. También cabe la posibilidad de que sea por falta de nutrientes si le estás dando un pienso de baja calidad. Los síntomas son picores y heridas en morro y diarrea.

Hipersensibilidad a picadura de pulga:

En este caso las lesiones se producen principalmente en tercio posterior, sobretodo en el lomo, el animal se rasca muchísimo y puede pasar hasta un mes y medio o dos meses antes de que aparezcan los síntomas. Se produce una descamación y alopecia de la zona.

Parasitosis: 

Existen muchos parásitos que han de descartarse y que pueden ser la causa del problema. Principalmente ácaros productores de sarna, como Sarcoptes Scabei o Demodex spp. 

El problema de estos parásitos es que hay que hacer varios raspados para detectarlos. Raspados profundos de piel, haciendo que sangre un poco y mirando el material obtenido en el microscopio. Varios raspados negativos no descartan del todo estas causas porque muchos de los raspados son falsos negativos. La dermodicosis no da picores, sino calvitas por todo el cuerpo. La sarna sí puede dar calvitas. Pero lo normal es que en ese caso te infectes tú también. Te saldría un sarpullido en la mano como un “sol” rojo en el exterior y blanco en el centro.

Pioderma: Infección por bacterias en la piel. Esto es un cuadro generalmente secundario a los picores. Me pica, me rasco, me rasco me hago herida, me rasco otra vez y como en las pezuñas llevo porquería me infecto las heridas, con lo cual me pica más y vuelta a empezar. Esto suele coexistir con la causa primaria de infección. y hay que tratar las 2 causas para resolver el problema.
Infección fungica: un gran problema. Cuando falla todo lo demás se coge pelo del animal y se manda a laboratorio para ver si existen hongos. 

La forma directa de verlo en la clínica consisten en pasar la lámpara ultravioleta de wood por el foco de lesión. En un 40% de las veces se ve un color brillante de verdoso a amarillento, que indica que el animal está infectado por hongos, principalmente microscoporum canis. El problema es que, sólo el 40% de las cepas de M.Canis son visibles bajo la luz UVA, lo cual quiere decir que podemos tener una infección fúngica y pasarla por alto. Si se le ha dado corticoides, dejaría de picarle ya que, básicamente desinflaman la piel y reducen el picor, pero si la causa está ahí latente, seguirá dando problemas.

Aún no hay comentarios, se el primero en decir algo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *