Cuidado de tu perro: ¿Cuando asistir al veterinario?

Compartir articulo:

perro-veterinario

Siempre que tenemos un perro –o quizás más—en casa debemos de tener presente al veterinario como nuestro médico de cabecera. No solo para cuando sucedan algunos inconvenientes con nuestra mascota sino que el mismo requiere ser llevado al veterinario al menos una o dos veces al año. Como todos nosotros sabemos, el bienestar de nuestro perro debe ser una prioridad para nosotros y en este aspecto el veterinario juega un papel muy importante. Ahora bien, si quieres tener detalles sobre cuando debes asistir con tu perro al veterinario, a continuación voy a darte algunas pistas de cuáles son los escenarios que debemos tomar en cuenta sobre todo en cuando a lo preventivo.

Asistencia al veterinario

Nosotros podríamos plantearnos varios escenarios a fin de que podamos organizar un poco las visitas al veterinario. En primer lugar, debes plantearte el hecho de llevar a tu mascota al veterinario una vez al año para un chequeo general y para que le apliquen un aseo profundo el cual puede incluir limpieza de su dentadura, corte de pelo, que lo desparasiten o alguna vacuna que haga falta. En muchos países, el ministerio de salud pública ordena vacunar a los perros en algún momento determinado por alguna enfermedad que pueda presentarse masivamente en un momento determinado.

El otro aspecto importante que tiene que ver con la visita al veterinario fundamentalmente es cuando ocurre algo extraño con tu perro o cuando hay alguna eventualidad. En casos de accidentes o eventualidades es el momento en que no podemos subestimar ningún tipo de situación y llevar a nuestro perro al veterinario. En caso de que tengamos un veterinario fijo para nuestro perro y tengamos algún tipo de duda, lo más recomendable es inmediatamente llamar a nuestro veterinario y hacerle las preguntas de lugar. En caso de que sea necesario llevarlo de emergencia el veterinario o veterinaria te harán la observación de lugar.

No obstante, lo que nunca se recomienda cuando tengamos alguna duda sobre la salud o el comportamiento de nuestro perro es que posterguemos las cosas o que lo subestimemos pensando que todo estará bien y que se va a solucionar. Hacer esto puede poner en riesgo la salud e incluso la vida de nuestro propio perro y por lo tanto es significativamente importante que nosotros podamos tener esta situación cubierta y estrictamente bajo control.

Aún no hay comentarios, se el primero en decir algo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *